A eso de las 19:10 de la tarde del día de ayer comenzaron a llegar autobuses, con la afición ilicitana, a Alicante y llegaron hasta 15, ataviados con los colores blanco y verde, cantando, saltando y confiando, confiando en que su equipo no les fallara.
Estaba todo preparado para el comienzo del derby, la afición ilicitana situada en su nueva ubicación, querían ponerla lejos, querían silenciarla, pero parecía que en el estadio había  7.500 ilicitanos y 2.000 herculanos y no al revés, en el José Rico Pérez retumbaba el ¡FORÇA ELCHE!, ¡ELCHE CAMPEON!.
Y comenzó el partido y solo se les oía a ellos con ligeros pitos de la afición alicantina intentando acallarles, pero no lo conseguían, con el éxtasis en el minuto 26 y en el  minuto 28, con esos dos goles que hacían lucir el 0-2 en el videomarcador del Rico Pérez.
En la segunda parte llegaron los momentos difíciles y la incertidumbre por lo cercano del marcador, menos por el juego. Pero ellos desde la grada del mundial animaban a los jugadores para que lo dieran todo hasta el final del partido.
Y llego el pitido final, y la afición del Elche C.F. enloqueció, orgullosos de que su equipo no les fallara, sabiendo que ellos no le habían fallado a su equipo, siguió animando mientras los aficionados del Hércules C.F. abandonaban cabizbajos el campo y se vació el estadio pero ellos seguían cantando, animando y poniendo los pelos de punta a más de uno.
Que grandes somos, con esta union afición-equipo lucharemos por algo grande esta temporada.

¡¡GRACIAS AFICION!!

Foto: VamosElche.com©

C. Díez©

Twitter Vamos ElcheSíguenos en Twitter @VamosElche    Facebook VamosElche.comSíguenos en Facebook.