l

El pasado viernes se disputo el Elche-Eibar, con mucha ilusión por parte de  los ilicitanos de entrar en una racha positiva pero nada de eso, cayó un cubo de agua fría en el Martínez Valero.

Con los goles de Dani García y Albentosa, los vascos sentenciaron el partido antes del descanso.

En la segunda mitad el Eibar se echo atrás y Elche jugó mas cómodo, aunque no dispuso de ninguna ocasión de gol clara y cuando se quisieron dar cuenta el partido se había acabado, era la primera vez en este 2014 que elche no puntuaba en casa.

Cuando el partido ya estaba decidido y a falta de 10min la afición ilicitana criticó al actual portero franjiverde Tyton, ya que en los dos goles encajados pudo hacer mucho mas, ahora los ilicitanos piden paso a Manu Herrera , que siempre que ha jugado a cumplido veremos a quien pone Escribá en el Santiago Bernaveu.

 

Redactor: Antonio Sabuco Martínez